“Un lugar. Una vida”

Intervención de Esther Cabello, coordinadora del Centro Socioeducativo de Fundación Acogida, en el “VI Encuentro de Iniciativas de Voluntariado para la Ayuda al Estudio”, que bajo el lema ¿Podemos educar hoy? se celebró en la sede de la Fundación el pasado 3 de septiembre.

img_20160903_110655

Intervención de Esther Cabello, Fundación Acogida

Dentro de un mes hará dos años que estoy trabajando en FUNDACIÓN ACOGIDA, como coordinadora del Centro Socioeducativo. En este centro se reciben, cada curso, alrededor de 45 menores de 6 a 17 años, así como a sus familias.

Quisiera responder a la pregunta que nos planteamos: ¿podemos educar hoy?, describiendo el descubrimiento que he hecho a  lo largo de estos dos años: la acogida como método educativo, a través de algunos ejemplos.

Nos encontramos ante unos chicos que proceden de familias desestructuradas y con dificultades en distintos ámbitos (social, económico, personal…). Por lo que muchas veces, los menores están solos: normalmente carecen de un guía que les ayude a descubrir el sentido unitario de las cosas. Sin este sentido viven una disociación, más o menos consciente, pero siempre demoledora.

Los chicos están llenos de necesidad de ser felices, de encontrar lo que les hace bien. De encontrar razones para estudiar y para afrontar la vida. Pero, al tener unos lazos humanos tan frágiles, tienen una gran inseguridad y miedo, que se expresa como baja autoestima o como violencia, acompañado, en muchos casos, de fracaso escolar.

Ante esta situación, nuestra propuesta es la acogida. Y la acogida no es un tolerar sin más, es un “tener que ver” con el de al lado (con los chicos, con sus familias, con los voluntarios y con los trabajadores). Esta propuesta es algo precioso porque se trata de estar atentos a las necesidades de los chicos y de sus familias. Pero además, un gran descubrimiento de estos años son los voluntarios, que llegan, de una forma u otra, empujados por la necesidad de ayudar, de darse. Ellos son una provocación para mí, ya que es la misma necesidad que encuentro en mí. De esta forma los voluntarios son para mí una compañía. Nos acompañamos en mirar nuestra necesidad y la experiencia que hacemos, tanto en el día a día, como en las reuniones en las que aprendemos de otros formadores con más experiencia. Este acompañarse genera unos lazos entre nosotros que son visibles para todos, adultos y menores. Son lazos que dan estabilidad a los menores.

En cuanto a los chicos, llegan al centro porque necesitan una ayuda para estudiar. Así, nuestra actividad principal es el apoyo escolar. Los menores encuentran en los voluntarios, adultos estables con los que establecen lazos. Por ejemplo, P. es una adolescente que en poco tiempo ha mejorado mucho académicamente. En su casa, por la situación familiar, no lograba estudiar. El hecho de acudir al centro, de establecer una relación con los voluntarios y con los demás menores, le ha hecho ponerse a estudiar: ha encontrado un lugar, unas relaciones, una motivación. Como este podría poner más ejemplos. En cambio, otros menores no han logrado mejorar académicamente, pero se han despedido diciendo: “el año que viene, vuelvo” y dando muestras de afecto. A éstos, los queremos mucho, tal vez porque les cuesta más y ellos lo perciben.

La atención a las diferentes necesidades de los menores, nos ha llevado a proponerles otras actividades (fútbol, inglés, juegos de mesa, taller de música, excursiones al campo,  taller de dibujo y pintura).  Estas actividades, en muchos casos, son terapeúticas, ya que ayudan a los menores a expresarse, a relacionarse con la naturaleza, con los iguales y con los adultos y a mirar la belleza de lo que existe.

Ha sido sorprendente el caso de N. Una niña de primaria que durante el curso ha venido a inglés y al taller de dibujo y pintura. Al principio sus trazos eran rígidos y de colores oscuros, aunque el modelo no fuera así. Al final de curso pintó el cuadro más bonito de todos, por los colores, el volumen, la luz y la fidelidad al modelo. Para ella ha sido una forma de expresar lo que no podía decir con palabras y a la vez ha sido curativo, cuando terminó su cuadro, de final de curso, estaba feliz.

En algún caso, las actividades han variado a lo largo del curso según las diferentes necesidades. Por ejemplo S., llegó encogido, sin levantar la mirada por la situación de violencia que soportaba en su casa. En la entrevista inicial, le propuse apuntarse a fútbol, pero era imposible para él, le suponía un esfuerzo de relación que no podía afrontar. Entonces le propuse apuntarse al taller de dibujo y pintura y aceptó. Comenzó el curso y venía al apoyo escolar acompañado por Aurora, una de nuestras voluntarias (ella conoce a la familia desde hace tiempo) y al taller de dibujo. Era muy normal verle escondido en su capucha. Al verlo, las otras voluntarias propusieron que S. no estuviera con Aurora durante la hora de estudio y así lo hicieron. Poco a poco fue abriéndose a sus compañeros y al resto de voluntarios. El dibujo le encantaba, al terminar el taller, siempre hacia una foto a su dibujo y muchas veces al de los demás. Y es que el dibujo y la pintura, son una forma de expresión en la que te sorprendes de las cosas que haces.

S. ha terminado el curso con una gran mejora académica y ha logrado hacer relaciones, tanto con sus iguales, como con los adultos. Llegó un momento, en el que dejó de venir a dibujo porque prefería jugar al fútbol con sus amigos: se abrió, creció, llegó otra etapa para él.

Para terminar, quiero contaros la última sorpresa del curso. En la última cena con los voluntarios uno de ellos me dijo: “Tu despacho es especial y tú no eres consciente; es el hogar de todos”. Me acosté dando gracias a Dios porque todo lo ha hecho Él.

dsc_7024

Si quieres ser voluntari@ ponte en contacto con nosotros en info@fundacionacogida.org o en el teléfono 911 73 14 09.

¡No te lo pierdas!

Nuevas medidas sobre acogimiento familiar en Valencia

DSC_0038El Consell garantiza con un decreto el derecho de las familias acogedoras de menores a percibir las prestaciones económicas para gastos de manutención.

Recientemente el Consell ha aprobado el decreto de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que reconoce y garantiza el derecho de las familias de acogida de menores en la Comunitat Valenciana a percibir las prestaciones económicas para gastos de manutención.

Hasta la fecha se otorgaban regularmente prestaciones con este fin pero estaban ligadas a las convocatorias anuales de subvención y estaban supeditadas a los créditos disponibles por lo que los acogimientos formalizados en los últimos meses del año se podían ver perjudicados por falta de crédito o por encontrarse fuera de los plazos establecidos.

El nuevo decreto no sólo simplifica los trámites de solicitud de las prestaciones por acogimiento sino que, al tratarse de un derecho, si la cantidad consignada fuera insuficiente se generarán nuevos créditos para atender todas las solicitudes.

La Conselleria ha incrementado en los presupuestos de este año 2016 las ayudas por acogimiento familiar en sus diferentes modalidades, de forma que la cuantía se aproxime a los costes reales de la atención. El presupuesto para 2016 es prácticamente el doble que en DSC_0196el 2015.

El incremento responde a la voluntad del Consell de incentivar el recurso del acogimiento familiar y también de dignificar la colaboración con las familias y reconocer su trabajo y apoyarlo.

Además recoge otros importantes avances como es el igualar la cuantía entre las familias acogedoras extensas y las educadoras.

En Fundación Acogida consideramos esta medida como un paso muy importante en la dirección de apoyar y fomentar el acogimiento familiar y confiamos en que próximamente todas las Comunidades Autónomas reconozcan en sus respectivas normativas el derecho de las familias acogedoras de menores a percibir una prestación económica que permita cubrir los gastos de manutención.

Más info…

 

Fiesta Aniversario 2015. La crónica.

Bar FiestaHan pasado unos cuantos días y aún tenemos en la retina la belleza de todo lo que vivimos juntos en la fiesta del día 25. Durante toda la tarde disfrutamos de la posibilidad de disfrutar de las delicias que nos sirvieron en el bar: mini perritos, mini hamburguesas y una soberbia paella (se nos acabó todo). Lo mejor fueron los camareros, algunos de nuestros adolescentes del Centro Socioeducativo nos sirvieron como auténticos profesionales.Foto 25-9-15 19 41 41
Al final de la tarde disfrutamos de un fantástico concierto donde, sobre todo los más jóvenes, lo dieron todo en la pista de baile. Estuvieron genial nuestros amigos The Arrows y The Rockies.

A partir de las 18:45 dio comienzo el acto de bienvenida. Fue introducido por unas bellísimas canciones que nos regalaron Carlos y Teresa. A continuación contamos con la presencia institucional de D. Pablo Gómez-Tavira, D.G. Servicios Sociales e Integración Social de la Comunidad de Madrid, D. Alberto San Juan Llorente, D.G. de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid y de D. José Luis Segovia Bernabé, Vicario de Pastoral Social e Innovación de la Archidiócesis de Madrid. Todos ellos nos dirigieron unas cariñosas palabras. Tuvimos el privilegio de contar con el testimonio de Ana y Sonia, dos de nuestras voluntarias. Merece la pena escuchar su testimonio, aunque ¡cuidado! engancha: lo mismo lo escuchas y sientes deseos irreprimibles de acompañarlas en la tarea… Por supuesto, no podemos olvidarnos de Alberto Llabrés, Presidente de Fundación Acogida que actuó de maestro de ceremonias y puso voz a las palabras de Pablo de Mora, farmacéutico y colaborador de nuestro proyecto.

Y por supuesto, nuestro más efusivo agradecimiento a todos los voluntarios que participaron en la organización, montaje y desmontaje de todo el tinglado y a todos los beneficiarios, amigos y curiosos que nos acompañaron. ¡Gracias a todos!

Y como una imagen vale más que mil palabras… aquí os dejamos unas cuantas.

Foto 25-9-15 17 13 06Foto 25-9-15 17 26 40Foto 25-9-15 17 41 20Foto 25-9-15 18 04 32Foto 25-9-15 19 02 55 Foto 25-9-15 19 34 07 Foto 25-9-15 19 35 20 Foto 25-9-15 19 38 44 Foto 25-9-15 19 39 54 Foto 25-9-15 19 42 43 Foto 25-9-15 19 42 51

Con el patrocinio de:
Logo consejeria asuntos sociales

FIESTA ANIVERSARIO: “Una casa para todos”

Fiesta Invitación 1Ya estamos casi listos para la gran fiesta 2015 de Fundación Acogida.

Vamos a pasar una tarde espléndida en compañía de un montón de amigos grandes, pequeños y medianos. Es una casa para todos.

The ArrowsContaremos con Terraza-bar en la que tomar algo y podremos degustar una fantástica paella con la que cogeremos fuerzas para bailar y cantar con nuestros amigos Los Arrows y Los Rockies.

En el bar vamos a tener unos camareros de excepción. Nuestros adolescentes del Centro Socioeducativo van a recibir un cursito de camareros para atendernos como auténticos profesionales.

Tendremos también un Acto de bienvenida en el que podremos escuchar el testimonio de Ana y Sonia, dos de nuestras voluntarias. También contaremos con la presencia de D. Pablo Gómez-Tavira y D. Alberto San Juan Llorente, D.G. de Servicios Sociales e Integración Social y D.G. de Familia y Menor de la Comunidad de Madrid, y de D. José Luis Segovia Bernabé, Vicario de Pastoral Social e Innovación, en representación de la Archidiócesis de Madrid.

Aquí puedes acceder a nuestro Programa.

Y tendremos también alguna sorpresa más, pero no os lo vamos a contar todo ¿no?

Estamos deseando que llegue. ¡OS ESPERAMOS!

Os recordamos que será el próximo viernes 25 de septiembre a partir de las 17:30 en nuestra sede C/ Suecia 92. 28022-Madrid

Aprobada la Ley de la Infancia y la Adolescencia. ¿Y ahora qué?

Blog1Se ha aprobado en el Congreso la nueva Ley de la Infancia y la Adolescencia, una ley ambiciosa que incluye mejoras sustanciales y que a su paso por el Senado añadió algunas modificaciones en lo que respecta al acogimiento familiar por las que hemos estado luchando en estos últimos meses.

Entre las más significativas destacamos el artículo 21.3 que señala:

No se acordará el acogimiento residencial para menores de tres años salvo en supuestos de imposibilidad, debidamente acreditada, de adoptar en ese momento la medida de acogimiento familiar o cuando esta medida no convenga al interés superior del menor. Esta limitación para acordar el acogimiento residencial se aplicará también a los menores de seis años en plazo más breve posible. En todo caso, y con carácter general, el acogimiento residencial de estos menores no tendrá una duración superior a tres meses.

Además, tal y como pedíamos se ha añadido la Disposición adicional séptima que dice:

Las Administraciones Públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán aprobar planes específicos de protección para los menores de seis años en los que se recojan medidas concretas de fomento del acogimiento familiar de los mismos.

Blog2

En Fundación Acogida creemos que son grandes los logros alcanzados por lo que debemos sentirnos satisfechos al respecto, ya que ayudarán a mejorar la situación de muchos menores.

Ahora tenemos por delante un apasionante trabajo de promoción y divulgación del acogimiento familiar para conseguir que cada vez más familias abran las puertas de sus casas a estos niños. Es necesario que las Administraciones Públicas se pongan en marcha e inicien el camino del fomento del acogimiento familiar, pero para hacerlo más efectivo necesita de la sociedad civil, de las familias acogedoras y de las asociaciones de acogedores.

Nos necesitamos unos a otros para conseguir que cuanto antes se pueda hacer realidad que ningún niño menor de 6 años tenga que ir, ni siquiera transitoriamente, a un centro de acogida.

Si quieres acceder al texto completo de la ley aprobado en el Congreso pincha aquí.

GRAN FIESTA FIN DE CURSO

DSC_0150

Ha pasado otro curso enterito, y desde luego no se puede decir que haya pasado sin pena ni gloria, en absoluto. Ha sido un año intenso, lleno de acontecimientos y de encuentros con personas que se han acoplado en nuestra casa, en nuestro corazón, y ahí se han quedado.

10955231_717051091739419_836642560524477113_nDos de estas personas tan especiales son Cristina y Mónica, nuestras “Practicum”. Vinieron a hacer sus prácticas de fin de carrera, a aprender de nosotros, pero no podemos cuantificar cuánto hemos aprendido nosotros de ellas, de su simpatía, de su disponibilidad, de su ímpetu, de sus ideas, de su profesionalidad… ¡Gracias chicas!

Una buena muestra de su trabajo lo tenemos en cómo se han implicado en la fiesta de final de curso, o de principio de verano, como prefiráis. Han preparado una gymkana para los más pequeños, han instaurado el I Certamen de Voluntarios, Cristina ha regalado un vídeo a cada uno de los chicos y chicas del Centro Socioeducativo, Mónica les ha preparado un mural con las mejores fotos y les ha dado a cada uno un recuerdo con su nombre y una foto… Y qué decir del montaje de los mejores momentos del año. No se han dejado nada y a nadie. Aquí lo podéis ver.

IMG-20150611-WA0001Pero el momento más esperado de la fiesta fue el desfile de motos. Llegaron nuestros amigos de Devotio Custom Club junto con otros amigos de diferentes clubs de motos. Vinieron con sus fantásticas motos y nos contaron con mucho cariño y paciencia su experiencia, sus valores y su pasión por las motos. Dejaron que los niños (y los no tan niños) se montasen en sus motos y les acribillaran a preguntas. Su visita fue una sorpresa llena de humanidad.  A alguno de nuestros niños y niñas les quedó muy claro, cuando sean mayores van a ser moteros.

????????????????????????????????????Y no nos queremos olvidar de Rubén, nuestro “super” entrenador de fútbol. Un gran trabajo con todos los chavales y especialmente con los adolescentes. Desde luego el curso no hubiese sido lo mismo sin las tardes de fútbol.

Y vosotros, voluntarios, recargad pilas en el verano que el curso que viene os esperamos. ¡Ah! ¿Que todavía no eres voluntari@? A qué esperas… Da tu disponibilidad en info@fundacionacogida.org.

La Ley de Infancia, una oportunidad perdida para los menores

IMG_5446

Este jueves 28 de mayo el Congreso de los Diputados ha aprobado el Proyecto de Ley de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia. Ahora es el turno del Senado, que puede ratificar el texto o introducir modificaciones que deberán ser luego refrendadas en el Congreso.

La norma aprobada por la Cámara Baja supone un gran paso adelante y una mejora sustancial con respecto a la legislación actual, lo que redundará en un beneficio innegable para la protección de los menores en España. No obstante, esta ley supone un marco ideal para ir más allá y ser más ambiciosos en la defensa de los intereses y el bienestar de los menores. No podemos dejar pasar esta oportunidad para hacer las cosas todavía mejor.

Hay 1.300 menores en España en centros residenciales que deberían estar en familias

En concreto hablamos de que la ley debería recoger que el acogimiento familiar se acordará necesariamente para los menores de 6 años que son separados de sus familias, salvo casos de imposibilidad debidamente acreditada. Es opinión compartida por todos los psicólogos y educadores que la etapa entre los 0 y 6 años es la más crítica para el desarrollo de los menores, y que la familia es el “hábitat natural” para su crecimiento y bienestar.

El actual Proyecto de Ley contempla esta medida para los menores de 3 años, pero no es suficiente. Según datos del propio Gobierno, hay 1.300 menores de 6 años en centros residenciales, por lo que existen más de un millar de niños y niñas en España que están siendo privados de la posibilidad de crecer en una familia, que es el medio idóneo para el desarrollo de sus vínculos afectivos y emocionales.

Sabemos que encontrar un acomodo adecuado para esos 1.300 menores no es una tarea fácil ni inmediata, pero las Administraciones Públicas tienen la obligación de marcarse objetivos ambiciosos que sirvan para dirigir sus políticas, programas y actividades. Se podría incluir un plazo, incluso a varios años vista, en el que cada administración autonómica en función de sus posibilidades y realidad social vaya cumpliendo el referido objetivo, de forma que dentro de unos pocos años todos los niños tutelados menores de 6 años puedan estar viviendo con familias acogedoras. Algunas Comunidades Autónomas, de hecho, ya han recorrido ese camino, como es el caso de Baleares, donde ya se cumple el principio de que todos los menores de 6 años estén en familias acogedoras.

El fomento y promoción del asociacionismo de familias acogedoras es el medio más efectivo para conseguir atraer a más familias de acogida

Para conseguir el objetivo que proponemos también es imprescindible buscar más familias que se ofrezcan para ser acogedores, a abrir sus familias y sus casas a estos niños mientras se determina si es posible la vuelta con su familia biológica o si es necesario buscar una familia adoptiva o de acogida permanente. En la Fundación Acogida tenemos la experiencia de que el apoyo mutuo y la colaboración entre familias acogedoras es esencial para superar las dificultades y desafíos que supone el acogimiento familiar, y las familias acogedoras somos además el mejor ejemplo e incentivo para animar a otras personas a dar el paso de acoger en sus propias familias.

Es fundamental que las administraciones reconozcan la importancia del fomento y promoción del asociacionismo de las personas y familias acogedoras, con el doble propósito de apoyar a los mismos acogedores y de estimular el acogimiento familiar en la sociedad.

Por ello, la ley debería incluir explícitamente un reconocimiento de la tarea que llevan a cabo las asociaciones de personas y familias acogedoras, así como la necesidad de su fomento y promoción. Hay 1.300 menores de 6 años esperando en centros residenciales, cuyas posibilidades para acabar en una familia pasan en gran medida por la labor desinteresada que llevamos a cabo las propias familias acogedoras.

Sobre la Fundación Acogida

La Fundación Acogida es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a varias familias acogedoras y tiene como objetivo principal la defensa, promoción e impulso del acogimiento familiar. El acogimiento familiar garantiza que, en virtud del principio fundamental del interés superior del menor, la vida y desarrollo de éste tenga lugar en un entorno familiar propicio que favorezca su adecuado desarrollo psicológico y emocional, evitando su internamiento en centros  institucionales.

La Fundación Acogida, en colaboración con la consultora Vinces, ha realizado un estudio titulado Análisis Económico del Acogimiento Familiar, que pone de manifiesto que el acogimiento familiar no sólo es más beneficioso para el menor, sino que además es una medida de protección económicamente más eficiente para las Administraciones Públicas.

La Fundación Acogida gestiona un complejo social, educativo y de acogida formado por distintos proyectos. Por un lado, se proporciona un entorno familiar propicio para las etapas más importantes del desarrollo de niños y niñas tutelados a través de 3 casas de acogida familiar. Por otro lado, el proyecto ofrece recursos para prevenir la separación materno-infantil, con una casa de acogida para madres adolescentes con sus hijos, y la exclusión social de menores de la zona y sus familias, a través de un centro de apoyo socioeducativo.

NUESTRAS INSTALACIONES

Click to play this Smilebox collage

El Centro Socioeducativo de Fundación Acogida que se encuentra ubicado en el Barrio de San Blas-Canillejas cuenta con unas instalaciones modernas y funcionales que permiten la celebración de una gran cantidad de eventos. Desde charlas y conferencias, congresos, representaciones teatrales o musicales hasta todo tipo de eventos familiares y de empresa.

Para ello contamos con un salón de usos múltiples con un aforo de 230 personas, 4 aulas, sala de sonido, office e instalaciones deportivas. Si estás interesado en hacer uso de nuestras instalaciones puedes ponerte en contacto con nosotros para  consultar precios y disponibilidad en info@fundacionacogida.org o en el teléfono 911 73 14 09.

Los beneficios obtenidos por el uso de nuestras instalaciones se destinarán íntegramente al sostenimiento de centro y sus actividades.

¡Cuéntalo!

Hemos estado en Encuentro Madrid 2015

Presentación1

Gran rifa: número ganador 1193

Los días 10, 11 y 12 de abril hemos participado en la nueva edición de EncuentroMadrid. Han sido días intensos de trabajo y de encuentros personales con voluntarios, familias de los chicos y chicas del Centro Socioeducativo, las jóvenes madres de la casa de acogida y con un montón de personas que han tenido la ocasión de conocernos y descubrir lo que hacemos.Marcapáginas 12

Hemos celebrado una gran rifa del cuadro Flores de Almendro, pintado por Ester Cabello, que además de una gran artista es la coordinadora del centro de día y hemos repartido un montón de marcapáginas hechos artesanalmente con la colaboración de todos los miembros que componen la gran familia de Fundación Acogida.

Ganadora 1

Elena, la ganadora del concurso de dibujo

El sábado por la tarde realizamos una actividad con los más pequeños. Nuestra amiga Marta Báez les contó un cuento sobre acogida y después los niños hicieron un dibujo sobre el mismo tema. El jurado lo tuvo muy complicado para elegir los mejores.

Han pasado un montón de cosas bonitas pero como una imagen vale más que mil palabras aquí os dejamos un montón de instantáneas para que os hagáis una idea de lo mucho que hemos disfrutado.

¡Gracias a todos!

Marcapáginas 1Rifa 11EM 6Montaje 3

Historias de acogida (2). El artesano minucioso.

DSC_0033

Celebrando el cumpleaños de una de nuestras niñas.

¡Qué importantes son los artesanos en las grandes construcciones! Hacen trabajos imprescindibles, a menudo minuciosos y de una gran belleza, pero también, en muchos casos, imperceptibles al ojo humano en su singularidad pero que unidos a otros crean un conjunto armonioso y bello. Son detalles, a veces tan pequeños o tan escondidos que sólo los podemos ver si alguien nos los muestra.

Hoy os voy a mostrar uno de esos detalles, labor minuciosa de un artesano, que construyen día a día nuestro centro socioeducativo. No sé si sabéis que por las tardes vienen al centro cerca de 40 chavales para que les ayudemos con sus deberes, para jugar al fútbol o para participar en nuestros talleres de música, juegos de mesa, etc., pero no reciben sólo eso. Reciben también a todas las personas que les acogen dándoles su tiempo, su conocimiento, su trabajo.

Aquí juega un papel importantísimos Esther como coordinadora del centro socioeducativo, su trabajo podría ser meramente administrativo: encajar horarios, distribuir niños, coordinar voluntarios…, pero no lo es. He visto cómo se relaciona con todos los niños y niñas, cómo se preocupa de que vengan, y vengan contentos, de darles la merienda, de charlar con ellos, de interesarse por sus familias, de hablar con los padres e incluso de visitar a los tutores para tener un contacto directo con el colegio y ver cómo podemos ayudar a estos chavales más y mejor.

He visto cómo se relaciona con los voluntarios y con el resto de los trabajadores, cómo los anima e implica en el día a día del centro, haciéndonos partícipes a todos de sus preferencias y desvelos, para que se conviertan también en nuestras preferencias y desvelos. Para que también los acojamos en nuestras mentes y en nuestros corazones.

Para mí esto es un ejemplo de esas maravillosas piezas que son en sí mismas una obra de arte y que a veces pasan desapercibidas en el conjunto de la catedral, pero que sin ellas la catedral no se entendería en todo su esplendor.